Ni vencedor ni vencido, luchador

Y cuando nos creímos invencibles, capaces de afrontar cualquier tipo de dolor nacido para destruirnos, nos venció, esa bala nos convirtió en vencidos.

Cualquier tipo de amor lleva con él el sentimiento más grande, pero que sea el más grande es directamente proporcional al dolor que provoca. Porque amar significa quitarnos la coraza ante quien nos ama y amamos, es no tener ningún reparo ni justificación ante esa persona.

Es jugar a una partida de dos, en el que conocemos nuestras cartas, pero el juego está sujeto a estrategias, estamos arriesgándonos a que nuestro compañero tenga más que nosotros, y tener más que nosotros, en esta ocasión, es tener la oportunidad de arrebatarte el corazón, y dejarte sin nada. Y en ese caso, si por cualquier casual consiguieran arrasar con todos nuestros propósitos y vencieran, deberíamos de volver a reconstruir lo que un día nos arrebataron, y comprender que nuestro mayor castigo es vivir con las heridas de esa guerra.

Pero todo el mundo sabe que no se puede estar sangrando, ni en el recuerdo permanente de algo que fue todo y acabó en nada, por eso, llegará el día en el que tengamos que empezar de nuevo.

Esta vez no será igual, quizás por el jugador, pero eso no depende de nosotros; en este caso será diferente porque contaremos con una herida más de guerra, la que se ha convertido en cicatriz, esa que ha escrito nuestra historia.

Entonces comprenderás al verte cara a cara con tu compañero que ya nada es igual, que el recuerdo vuelve mientras tú intentas reprimir un sentimiento que quiere encadenarte al pasado que te marcó, pero lucharás contra esa emoción, vivirás para volver a revivir, y matarás los recuerdos al igual que un día mataron tu corazón. Conseguirás arrancar de ti todo escepticismo sobre el no poder volver a creer. Y creerás, porque no te queda otra, porque será tu “ahora o nunca”. Lo volverás a dar todo, esta vez sabiendo lo que puede ser, lucharás por cambiar ese último “lo que pudo haber sido y nunca será” que se quedó como epitafio donde hace tiempo enterraste tus esperanzas.

-AdventusAmorem-

@natalia_luque

Nos hacemos youtubers

Tras una gran deliberación nos unimos a youtube.

En un principio, comenzaremos subiendo poemas recitados, todos ellos de nuestra autoría. El primero lo subiremos el sábado 16. Si sois amantes de la lectura y queréis pasar un agradable rato, os animamos a seguidnos en youtube y poneros un recordatorio. Os prometo que no os arrepentiréis.

Nos leemos y escuchamos el sábado día 16.

https://www.youtube.com/channel/UCYZjABbU14ppKffgEJkvuiA